Fue un tribunal federal el encargado de suspender las obras que acompaña a Santa Lucía como anexo aeroportuario, esto se debe a la carencia de dictámenes con los que operaba el gobierno federal para llevar a cabo esta macro obra.

Al respecto, AMLO ha comentado que acatará las instrucciones del juez correspondiente, sin embargo dejó claro que sospecha fuertemente de rencores por la cancelación del aeropuerto de Texcoco, al igual que de quienes reprueban el proyecto del Tren Maya.