A quien ataque con agentes químicos o sustancias corrosivas a mujeres por razones de género, se castigará hasta con 40 años de cárcel.

La 64 Legislatura del Congreso del Estado de Oaxaca aprobó una reforma al Código Penal Local, el que especifica que si los ataques atentan contra la salud o provocan cualquier otro daño que deje huella material en el cuerpo de la víctima, la pena va de 20 a 30 años y se multará de 200 a 500 UMA’s.

La pena aumentará hasta 40 años de prisión, en caso de existir una relación de parentesco por consanguineidad, afinidad civil, matrimonio, concubinato, noviazgo, relación laboral o docente entre la víctima y el agresor.

Cabe mencionar que, en México, los ataques con ácido no están considerados como un delito en el Código Penal Federal. Por lo que, a inicios de este año, la Ciudad de México modificó la legislación para castigas los ataques con  9 a 12 años de prisión.