El Congreso de Oaxaca aprobó reformas al Código Penal en el que se sancionará hasta con 4 años de cárcel el acoso sexual en las calles.

Las reformas al artículo 241 señalan que queda prohibido silbar, lanzar expresiones verbales o gestuales de carácter sexual (mejor conocidos como piropos), exhibir y realizar tocamientos, roces o frotamientos contra mujer, ya sea en la vía pública o espacios cerrados.

Quienes cometan estos delitos tendrán penas de 2 a 4 años de cárcel sin derecho a fianza y sanciones económicas de entre 100 a 200 UMAs.

Además, las pena aumentarán hasta en una tercera parte cuando se cometa por dos o más personas, y cuando exista seguimiento y persecución.

Si la víctima es menor de 18 años o tiene alguna discapacidad, las denuncias podrán ser por parte del responsable de la persona.

Si el agresor es un funcionario público, se procederá a destituir al agresor de su cargo o empleo.

Estas medidas se tomaron luego de que los delitos sexuales aumentaran un 200% en la entidad, según con reportes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.