Debido a la construcción del Tren Maya, se establecerán nuevos modelos de ocupación territorial donde de acuerdo al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), se prevalecerá el medio ambiente, buscando un equilibrio entre las áreas naturales por un 70% y el desarrollo urbano en un 30%.

Este proyecto de reordenamiento urbano busca también capacitar a las comunidades para el manejo de los turistas y en la producción local de productos orgánicos, entre otros para que puedan incorporarse poco a poco a una cadena productiva sin cambiar drásticamente sus hábitos y reforzando su cultura.