La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda investigará la gestión de Rosario Robles en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) por la venta de terrenos federales ubicados en la carretera Cancún-Tulum.

En julio de 2018, se reveló que la Sedatu había vendido un predio de 262.5 hectáreas ubicado en Quintana Roo a un precio 20 veces menor, pues estaba valuado en mil 239 millones de pesos y se vendió por solamente 61 millones a una persona que posteriormente lo revendió a un empresario inmobiliario.

Después de darse a conocer esta información, el recién electo futuro Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que dicho caso sería investigado.

Santiago Nieto, titular de la UIF, señaló que se presentará una nueva denuncia contra Rosario Robles, quien actualmente se encuentra en prisión preventiva. Indicó que en la venta de estos terrenos están involucradas “empresas fachada”.