A través de una nueva aplicación, se busca detener los abusos de los taxistas a los ciudadanos y turistas. Este programa consiste en brindar con certeza los precios establecidos en la capital, para que de esta forma los desplazamientos sean consentidos por el usuario, y si se llegara a presentar alguna irregularidad, el conductor del taxi estará obligado a pagar multas que van desde los siete mil 500 pesos, hasta los 25 mil pesos.

Este proyecto se iniciará en la capital, sin embargo se prospecta para el resto del estado, nació a través del Instituto de Movilidad de Quintana Roo, y fue palomeado por el Frente Único de Trabajadores del Volante, esto con apego a la nueva Ley de Movilidad para el estado. Cabe destacar que la app no requerirá de megas para su utilización y su descarga será gratuita.