El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mantiene una larga lista de insultos en contra de los mexicanos.

Y a pesar de eso, nunca se ha disculpado.

Al contrario, en cada ocasión refuerza las agresiones verbales, las estigmatizaciones, el maltrato y la xenofobia hacia el pueblo mexicano.

La gira del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador hacia el extranjero -especialmente con Estados Unidos- está marcada por duras críticas provenientes de un sector específico de la sociedad mexicana, que reclama por las humillaciones verbales que se han realizado.

Le da popularidad

Una de las promesas que le ayudó a ganar las elecciones presidencial del 2016 fue que construiría un muro en la frontera entre México y Estados Unidos, y que además sería pagado por los mexicanos.

Cada vez que puede, repite la idea en todo de amenaza.

Ataques sin freno

Durante su candidatura presidencial, Donald Trump hizo varias agresiones –muchas-  hacia los mexicanos vía redes sociales, en entrevistas o en eventos públicos.

En junio de 2015, Trump dijo que en un evento de su candidatura presidencial que “México no es nuestro amigo” y también afirmó que “Cuando México nos manda gente, no nos mandan a los mejores. Nos mandan gente con un montón de problemas, que nos traen drogas, crimen y son violadores”.

Después se apreciaron frases como: “No quiero nada con México, más que construir un muro impenetrable y que dejen de estafar a Estados Unidos” y “México no se aprovechará más de nosotros, no tendrán más la frontera abierta. El Constructor más grande del mundo soy yo, les voy a construir el muro más grande que jamás hayan visto. Adivinen quién lo va a pagar: México”.

Ante el éxito de su estrategia, Trump mantuvo a los mexicanos como protagonistas de su discurso.

“Los mayores proveedores de heroína, cocaína y otras drogas ilícitas son los cárteles mexicanos, que contratan inmigrantes mexicanos para que crucen la frontera traficando droga”.

También permitió la entrada del “humor”: “Espero que tengan seguro antisecuestros”, refiriéndose a los participantes de un torneo de Golf que eligieron celebrarlo en la CDMX en lugar de alguna propiedad de Trump en Miami.

En febrero de 2015 manifestó su indignación sobre el Premio Oscar a Mejor Dirección y Mejor Película que ganó el mexicano Alejandro Iñárritu por la aclamada película “Birdman”.

También criticó la corrupción del sistema judicial mexicano cuando “El Chapo” Guzmán -el líder del Cártel de Sinaloa- escapó de una cárcel de máxima seguridad.

Escribió en su red social: “El narcotraficante más grande de México escapa de la cárcel. Increíble corrupción y Estados Unidos está pagando el precio. ¡Te lo dije!”.

Como presidente, ni se diga. Los insultos no cesaron.

En mayo de 2018, durante un evento en la Casa Blanca, Trump comentó que “tenemos a gente que llega al país (por la frontera mexicana) que ustedes no creerían los malos que son. Estas no son personas, son animales, pero los estamos sacando del país a un ritmo nunca visto”.

Recientemente AMLO declaró que su homólogo estadounidense respetaba más al pueblo mexicano, sin embargo, el rubio mandatario escribió en un mensaje de Twitter ofendiendo a ciudades que aceptaban a inmigrantes.

“Nueva York y Chicago juegan la carta de las ciudades santuarios donde se protege a los criminales. Tal vez ellos deben comenzar a cambiar su formas (¡y pensamientos!)”, escribió para criticar a las ciudades que defienden los derechos de las personas indocumentadas y que, en su mayoría, son mexicanas.

El viaje americano

López Obrador visitará Washington para reunirse con Trump y hablar sobre el tratado comercial que entró en vigor el pasado 1 de julio entre Canadá, Estados Unidos y México, bajo el nombre de T-MEC.

Sin embargo, en su agenda no hay un espacio para reunirse con líderes de las comunidades de migrantes mexicanos.

Se espera que el presidente AMLO regrese el próximo jueves a la capital mexicana

 

¿Qué opinas de la visita de AMLO a Estados Unidos?