El secretario estatal de Medio Ambiente, Alfredo Arellano Guillermo, anunció que los proyectos de recuperación de playas en Quintana Roo no se han podido ejecutar debido a que no cuentan con recursos para financiamiento.

En 2017, se estimaban dos mil 600 millones de pesos para las playas en estado no conveniente, hoy el monto es mayor. Las playas no han recibido ningún tipo de mantenimiento.

Se pretende recuperar cuatro tramos de playa entre Cancún y Playa del Carmen; el primero abarca una longitud de 2.97 km, así para el relleno de dos fosas detectada, además de que se planea construir dos estructuras, cuya principal función es apoyar los anchos de playa en el frente rehabilitado.

El segundo proyecto consiste en la “colocación de un relleno simple de arena” a lo largo de 0.750 kilómetros de frente costero en playas de Cozumel, para alcanzar anchos de diseño entre 20 y 30 metros.

El tercer rescate que espera el financiamiento consiste en la colocación de “dragas autopropulsadas arena de un banco marino autorizado ambientalmente”, para su posterior vertido en la zona costera de Cancún-Norte con el objeto de crear anchos de playa suficientes para preservar la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) y proteger la infraestructura existente.