El hombre que apareció de bebé en la portada del álbum Nevermind de Nirvana ha demandado a la banda por pornografía infantil.

El protagonista de la foto, que actualmente tiene 30 años, asegura que los miembros de la banda violaron las leyes estadounidenses con esa imagen.

Y los acusó de sufrimiento de por vida al distribuir su imagen por todo el mundo.

El disco fue lanzado en 1991, y alcanzó rápidamente el éxito mundial con temas como “Smells Like Teen Spirit” y “Come as You Are”

Nirvana-pornografía-infantil_mar_de_fondo1

Demandan a Nirvana

Spencer Elden, quién protagonizó la icónica portada siendo apenas un bebé, ha demandado a los exmiembros de la banda estadounidense de “grunge”.

En una demanda presentada en el tribunal federal de Los Ángeles, Spencer alega que la banda, compañías discográficas y directores del arte violaron las leyes federales de pornografía infantil.

Afirma que sus tutores legales nunca firmaron una autorización que le permitiera a Nirvana usar la foto, tomada en un centro acuático de Pasadena en 1990.

El hombre busca una indemnización económica por la imagen pues también asegura que ni él dio su consentimiento para el uso de dicha fotografía “porque solo era un bebé de 4 meses”.

Elden también indicó en los documentos que la imagen se trata de pornografía infantil, y que la agrupación había prometido cubrir sus genitales con una estampa, la cual nunca fue incorporada al momento de su lanzamiento.

El afectado solicita que cada uno de los 17 involucrados, quienes no han hecho comentarios al respecto hasta el momento, pague al menos 150 mil dólares en daños.

Entre los acusados mencionados en la denuncia figuran Dave Grohl y Krist Novoselic, que junto con el difunto Kurt Cobain formaban parte de la composición clásica del grupo.

Así como el fotógrafo de la portada, Kirk Weddle; Courtney Love como heredera del patrimonio de Cobain; y Chad Channing, batería en los primeros años de Nirvana.

Detrás de cámaras

La portada del disco “Nevermind” de Nirvana es una de las más famosas de la historia de la música.

En un prinicipio la intención de la banda fue que la imagen reflejara un parto subacuático, pero la discografía se negó y optaron por esta versión más “light”.

Según sus propias declaraciones, su padre, se dedicaba a efectos especiales en Hollywood, por lo que fue con un fotógrafo, amigo de la familia, a la piscina local.

Lo tiraron al agua y después de 25 tomas, consiguieron la imagen.

La familia se olvidó rápidamente de la sesión de fotos hasta que, tres meses después, vieron la portada del álbum Nevermind en la pared de Tower Records en Los Ángeles.

Curiosamente, ni su padre ni él recibieron compensación económica por la mítica instantánea.

¿Qué opinas sobre la polémica?

Leer: ¿Por qué Tarantino no le da dinero a su madre?