Kantunilkin.- Abandonados a su suerte se encuentran niños de la comunidad de Quintana al no existir escuelas de educación básica en su poblado y tienen que recorrer hasta 3 kilómetros para asistir a la escuela en la localidad más cercana.

Son 4 niños quienes acuden a una escuela primaria en la comisaría de San Juan Municipio de Tizimin, Yucatán pero tienen que acudir en bicicletas o hasta caminando, exponiendo su integridad ya que la carretera es muy transitada por cientos de conductores que se dirigen en diversos puntos de la Península de Yucatán.

La subdelegada de dicha comunidad Lidia Elide Escamilla López señaló que el Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE) tampoco quiere asignar a un instructor comunitario para atender a los niños ya que son pocos y no justifica el salario o la beca que se le brinda al instructor.

El único salón de clases se encuentra en ruinas ya que desde hace más de 20 años dejó de utilizarse, y ahora, los niños forzosamente tienen que acudir a otra comunidad para poder terminar, al menos, su educación primaria, dijo la autoridad de Quintana.

“Hemos tocado puertas ante las autoridades educativas para que nos tomen en cuenta, sobre todo, a los niños porque tememos que sean arrollados cuando acuden en otra localidad para poder estudiar pero no nos toman en cuenta mucho menos el Conafe que se supone debe acudir en las poblaciones rurales para darle clases a los niños”, puntualizó la autoridad.