El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) publicó los lineamientos sobre la neutralidad de internet en México. Esto es lo que debes saber sobre ella.

Esta nueva disposición entró en vigor el pasado 3 de septiembre y todos los proveedores de servicios de red la deberán acatar.

En caso de que no pongan en marcha la ejecución, las empresas –como Telmex, AT&T, Movistar, etcétera– serán acreedoras de sanciones que dependerán de la falta de gravedad.

El concepto de neutralidad de internet se refiere a que ningún Proveedor de Servicio de Internet (PSI) podrá modificar de manera artificial el tráfico, acceso o velocidad de los servicios o contenidos que se ofrecen en la red y estos deben tratarse por igual.

Esto significa que, las autoridades deben exigir a los proveedores de Internet que no modifiquen la velocidad de acceso a ningún servicio o contenido (ya sea acelerando o disminuyendo).

Tampoco se podrá prohibir el acceso a ninguna aplicación o contenido y deben garantizar la privacidad de los usuarios al navegar en la red.

“Se traduce en que no se discrimine arbitrariamente alguna aplicación sobre otra cuando son del mismo tipo (por ejemplo, que no se dé preferencia a una aplicación de video sobre otra)”, explica el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

De esta manera, las y los usuarios no tendrán que pagar un monto mayor para acceder a diferentes plataformas.

Ya que los prestadores de red no podrán privilegiar a ciertos participante de la red por encima de otros.

neutralidad-de-internet-méxico_mar_de_fondo1

¿Cómo surge el concepto de neutralidad en internet?

Aunque el concepto de neutralidad de red fue creado en 2003 por Tim Wu, fue hasta 2017 que tomó relevancia debido a la propuesta de Donald Trump de eliminarla.

Dos años después, en 2019, el IFT presentó un borrador de los lineamientos para garantizar la neutralidad de la red.

Sin embargo, en uno de sus artículos dejaba abierta la posibilidad de que los proveedores del servicio limitaran o cancelaran el acceso a ciertas aplicaciones o contenidos.

Ya fuera por temas de seguridad nacional o por quejas de los usuarios, artículo que era ambiguo y que contradecía la propia neutralidad que se buscaba.

En la propuesta presentada el pasado julio se eliminó dicho lineamiento, ya que violaba principios como el de libre elección, no discriminación, privacidad y transparencia.

Evitando que los PSI tengan discrecionalidad para elegir velocidades de navegación o acceso a servicios o contenidos.

Cabe mencionar que la mayoría de los países en Latinoamérica no cuentan con una legislación local que regule el Internet.

Te recomendamos: ¿Cómo puedo mejorar mi conexión a internet?