Al mes la Coordinación Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), recibe 21 denuncias por presencia de fauna nociva como ratones, cucarachas o moscas en establecimientos de alimentos.

La Norma Oficial Mexicana 0251 indica que la presencia de este tipo de animales e insectos en los espacios donde se elabora o se producen alimentos, representan un alto riesgo ya que llegan a convertirse en factores potenciales de enfermedades infecto-contagiosas o dañar instalaciones eléctricas.

De acuerdo al artículo 32 del Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios, los propietarios de los establecimientos deberán aplicar los criterios de buenas prácticas de higiene en materia de prevención y control de esta fauna.

En caso de no cumplir con esta norma, el negocio estará sujeto a una multa de mil a cuatro mil días de salario mínimo general y la sanción impuesta por quebrantar el reglamento, será equivalente a pagar entre 84 mil 490 pesos a 337 mil 967 pesos.