Nota editorial: Contenido actualizado, publicado originalmente el 14 de agosto de 2020.

Hoy vamos a contarte por qué no debes pagar para nadar con delfines. Las razones para “disfrutar” de esta experiencia pueden ser muchas, pero aquí te enseñaremos el lado oscuro que esconde esta actividad.

La realidad detrás de los trucos y los besos que los cetáceos dan a las personas que pagan por nadar con ellos está está sujeta a maltratos, sufrimiento, hambre, dolor y enfermedades.

El cuestionamiento sobre su cautiverio

El tema sobre el cautiverio se ha convertido en algo muy discutido. Si bien se sabe que esto puede llegar a salvar a la especie, la verdad es que también tiene un lado malo. 

La primera razón es porque la esperanza de vida de estos animales, de acuerdo con SOS Delfines, se reduce a la mitad en comparación de los ejemplares que viven en estado salvaje.

“En cautividad muchos mueren a muy temprana edad y la esperanza de vida de los que sobreviven puede reducirse a la mitad o más. En los delfinarios los delfines rara vez viven más de 20 años, las orcas raramente llegan a la mediana edad y las belugas viven la mitad de lo que harían en libertad”, indica el informe.

Esto quiere decir que aunque estos mamíferos marinos estén protegidos de las redes de pesca, de los depredadores, de la contaminación de su medio natural o de otros factores que pueden acabar con su vida, los delfines no llegan a ser felices. 

¿Pero se está haciendo algo para acabar con esta práctica? La realidad es que muy poco.

Te puede interesar: ¿Qué hay detrás del corto “Save Ralph” sobre la crueldad en pruebas con animales?

En la actualidad, en el mundo aún existen una gran cantidad de delfinarios que son visitados año con año por millones de personas; Quintana Roo cuenta con 17 de los 34 que existen en el país, es decir, la mitad. 

Pero no todo parece estar perdido, pues Costa Rica, India, Chipre, Eslovenia, Chile y Croacia los han prohibido.

Además en Hungría y Suiza no se pueden construir delfinarios ni importar cetáceos. 

¿Por qué no debo nadar con delfines?

Capturas ilegales

Los delfines son capturados ilegalmente y vendidos a estos parques acuáticos que se encargan de entrenarlos por medio de castigos.

captura_delfines_mar_de_fondo_1

Los defines capturados que son menos atractivos son asesinados y venden su carne a los mercados, donde finalmente es aceptada por compradores que desconocen lo que están comprando.

Incompatibilidad entre grupos

Todos los delfines establecen lazos estrechos familiares muy fuertes y se ayudan cuando uno lo necesita. Pero al llegar a los delfinarios todos los ejemplares son colocados en un mismo estanque o alberca, lo que hace imposible su comunicación y origina enfrentamientos que terminan en graves heridas y hasta la muerte.

Delfinarios_Qroo_mar_de_fondo_2

Calidad del agua y condiciones de las albercas

El cloro y los productos químicos que se utilizan en las albercas les provocan daños en los ojos y la piel.

Las albercas son muy pequeñas en comparación con lo que los animales necesitan para poder nadar libremente.

delfines_cautiverios_mar_de_fondo_3

En su estado natural, estos animales nadan entre 65 y 160 km al día y pueden hacerlo a velocidades de hasta  40 km/hora… También se pueden sumergir hasta 90 metros de profundidad” 

Delfines bebés

Tanto las crías que nacen en cautiverio como las que nacen de madres que fueron capturadas preñadas, son aisladas. Esto es un grave problema dado que pierden su capacidad para comunicarse y de estrechar lazos. 

delfin_cria_mar_de_fondo_4

Ataques a humanos

Los delfines “trabajan” muchas horas al día, están condicionados a realizar trucos para poder comer y este estrés y frustración hace que algunos ejemplares reaccionen de forma violenta en contra de las personas que nadan con ellos.

Se han presentado casos de mordidas, golpes con la cola y personas arrastradas hacia la profundidad de las albercas.

Salud de los delfines

Aparte de las infecciones en ojos y piel por la calidad del agua, los delfines son medicados para tratar quemaduras de sol, úlceras, estrés, cáncer, mal estado de sus dientes y lesiones por el entorno, algo que en la naturaleza difícilmente padecen.

delfin_lastimado_mar_de_fondo_5

Además, al ser besados y estar en constante contacto con las personas que pagan por los nados son contagiados de herpes y hongos.

Muertes misteriosas y ocasionadas

Shock séptico, neumonía, infección por hongos, ahogamiento, asfixia, ataques cardiacos, estrés crónico, traumatismos e intoxicación son algunos de las causas de fallecimiento reportadas.

delfinarios_delfin_lastimado_mar_de_fondo_6

Lesiones por humanos

Al cargar a las personas, los delfines se lastiman constantemente sus trompas y también muchas veces son pateados en ataques de miedo. Es por eso que siempre tienen cicatrices en sus cuerpos y cabezas.

maltrato_delfin_mar_de_fondo

Llegó el momento de reflexionar sobre el terrible daño que podemos causar al pagar por un nado con delfines. Nadie merece sufrir de esa forma, aprendamos a amarlos y dejémoslos ser libres.

La próxima vez que pienses en ir a uno de estos parques, recuerda que tu diversión y experiencia es a costa del dolor y el encierro.

¿Aún tienes ganas de pagar para nadar con delfines?

Te podría interesar: ¿La posible vacuna contra covid-19 afecta a los tiburones?