En Yucatán, las autoridades no permitirán que se ponga en riesgo la salud de los ciudadanos ante la pandemia del coronavirus y los 49 casos positivos que el estado ha registrado hasta el momento.

Fue el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, quien anunció que se impondrán multas a las personas que presenten síntomas o hayan dado positivo a COVID-19 y no cumplan con las medidas de salud necesarias, rompan la cuarentena o pongan en riesgo la salud de la población.

Las sanciones van desde los 86 mil 800 pesos hasta los tres años de cárcel.