El director de Infraestructura, Desarrollo Urbano, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Terraza Lara, informó que, en conjunto con el Ayuntamiento de Solidaridad, se aplicó una multa de más de 50 mil pesos y se clausuró un predio de más de cinco hectáreas en el que un desarrollador inmobiliario taló más de 100 árboles, entre los que se encontraban especies protegidas.

Antonio Terrazas comunicó que este acto representa uno de los daños más grandes de la selva en 2019 y que para tal actividad la empresa tuvo que haber gestionado ante el Ayuntamiento un permiso de remoción vegetal, que implica una serie de estudios para reubicar árboles de gran tamaño.

Para finalizar, el funcionario pidió a la población acercarse antes las autoridades para denunciar cualquier sospecha de irregularidad que las empresas constructoras pudieran estar cometiendo.