La corrupción no mejora desde hace una década y en muchos países está empeorando, por lo cual la ONG Transparency International propone estas recomendaciones en su informe mundial sobre la corrupción: Fortalecer las agencias anticorrupción, tomar medidas enérgicas contra los delitos financieros y hacer que el gasto público sea más transparente. Sin embargo, para combatir el problema algunos países han probado un método diferente: contratar a más mujeres. Conoce algunos casos de éxito.

Te puede interesar: ¿La corrupción nos afecta a todos por igual?