Las mujeres y los grupos indígenas han sido los más afectados durante la pandemia.