En el otro extremo del país, miles de migrantes han muerto y desaparecido. Y no, no todo comenzó con Trump…