José María Morelos.- El sector transportista local (mototaxi) sufre una baja considerable en su economía ante el pánico que ha provocado el COVID-19, sumado a ello la suspensión de clases en las instituciones educativas.

Abraham Noh Dzul, líder moto taxista, reconoce el desplome que enfrentan los más de 400 mototaxistas, el cual incluso, se generó porque las clases fueron suspendidas, la gente opta por no ocupar el transporte al tener que intercambiar dinero en efectivo.

Expuso que la mayoría de la gente demuestra un poco de miedo a ocupar esta modalidad de transporte, aunque ya se ha dicho que no existen casos en el municipio.

Añade que ellos si están padeciendo una situación económica compleja, al día quizá alcanzan los 200 pesos por una jornada completa lo cual, ya no es igual que antes.