A partir de esta semana el Semáforo Epidemiológico de México será diferente: La Secretaría de Salud anunció que el objetivo es que los niveles de riesgo epidémico alto y máximo se entiendan como una verdadera alerta sanitaria.

De este modo, las entidades transitarán entre niveles de riesgo bajo y moderado la mayor parte del tiempo.

Anteriormente, el semáforo estimaba 16 puntos en total, para permitir a las autoridades estatales planear tanto el cierre y apertura de actividades.

Sin embargo, con la nueva estimación del semáforo se reasignaron los rangos de cada nivel de riesgo.

Ahora el puntaje total se distribuye de forma que la mitad del puntaje abarca los niveles de menor riesgo (bajo y moderado).

“De esta forma, transitar al nivel naranja demandará la implementación contundente y expedita de acciones de mitigación para evitar en lo posible la transición al nivel rojo”, indica la dependencia.

Te puede interesar: Medidas para no frenar la reactivación en Q. Roo, aún en semáforo naranja

Mientras que el otro 50% abarca los niveles de mayor riesgo, es decir, alto y extremo.

¿Qué se requerirá para avanzar en el semáforo?

La disminución de casos ya no será suficiente, ahora los estados deberán realizar mayores intervenciones.

Para que cuando una entidad pase a semáforo color naranja, se tengan acciones de mitigación para evitar en lo posible la transición al nivel rojo.

Algunos de los 10 indicadores que se evaluarán serán:

  • La tasa de incidencia de casos estimados activos, de hospitalidad y de mortalidad por cada 100 mil habitantes.
  • El porcentaje de camas generales y con ventilador ocupadas registradas en la Red hospitalaria para la atención de IRAG.
  • El porcentaje semanal de positividad al virus SARS-CoV-2, es decir, el número de personas contagiadas.

La apertura y cierre de actividades será propuesta para que en los niveles más altos del riesgo epidémico se disminuyan las que no sean esenciales.

La dependencia informó que con los nuevos indicadores, se seguirá evaluando cada semana y definirá el color cada 15 días.

Este será presentado a las autoridades estatales, quienes podrán presentar acciones a implementar para cada situación.

Sigue leyendo: Resistencia bacteriana, la otra gran amenaza a la salud