Si bien es cierto que la vida es cambio, y que esto nos asusta. Pero debemos recordar que es la gracias a la constante transformación lo que no nos permite afrontar los obstáculos diarios.

Por ello, en la medida en que confiemos, mantengamos la curiosidad, el aprendizaje y creemos espacios de paz, podremos encontrar recursos para contemplar el cambio de una manera más positiva y constructiva.

Al final, de todo se sale, mejor o peor, pero sale.

miedo_cambio