El lugar de México en el Índice mundial de Percepción de la Corrupción ha ido en picada desde 2013  y en el 2018 cayó tres lugares más a nivel global.

“El acelerado descenso de nuestro país en el Índice se debe en buena medida a la inacción del gobierno de Peña en controlar la corrupción de los gobernadores desde el inicio de la administración”, explicó Eduardo Bohórquez, director de la oficina en México de Transparencia Internacional.

mexico_corrupto_ocde

caption