México es el país que más refresco consume… y también uno de los que tienen mayor casos de diabetes