México y Belice preparan la reapertura de sus fronteras el próxima 31 de mayo, tras un año de haber pausado su conexión.

Se espera que la medida reactive el movimiento de personas con intenciones de llegar a Centroamérica, a través de Subteniente López y Chetumal.

El Gobierno de Belice anunció que a este mes retomará la actividad en sus fronteras marítimas y terrestres con México.

Se abrirá la aduana terrestre de Santa Elena, además de la aduana marítima de la isla de San Pedro, que antes de la emergencia era utilizado exclusivamente para el cruce de turismo.

También abre sus puertas las aduanas terrestres que tiene con el país de Guatemala, denominadas Benque Viejo del Carmen y Punta Gorda.

Cabe mencionar que la apertura de la frontera con México será exclusivamente para el paso de turistas.

Es decir, se mantendrá la restricción para que los beliceños puedan salir de su país, a menos que cuenten con un permiso especial emitido por su Gobierno.

México-y-Belice-reapertura-de-fronteras

Derrama económica para Chetumal

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Chetumal destacó que esta noticia beneficiaría al estado.

Se espera que con esto aumente la derrama económica en la capital de Quintana Roo gracias a la llegada de turistas que buscarán llegar a Belice.

Eloy Stalin Quintal Jiménez, presidente del CCE explicó que el turismo nacional hace escala en Chetumal.

Esto representa ocupación hotelera, alimentación y transporte, antes y después de llegar a Belice.

“Eso significa más derrama financiera para Chetumal, hasta antes de la pandemia ese mercado nacional y extranjero que buscaba llegar a Belice nos beneficiaba”, confesó Quintar Jimenez.

Cabe recordar que el país vecino cerró sus fronteras a partir de marzo del año pasado por la pandemia de COVID-19.

También reactivó operaciones áreas con Cancún y Estados Unidos en octubre de 2021.

Y se espera que un junio lo haga con los países vecinos de Centroamérica.

¿Qué opinas?

Te recomendamos: CONVENCIONES Y CONGRESOS EN Q. ROO, SOLO CON PRUEBA DE ANTÍGENOS COVID-19