Ante el precario sistema de salud con el que contamos y la situación actual que está viviendo el país, es importante quedarnos en casa y lavarnos las manos constantemente.