¡Excelentes decisiones! La Semarnat ha decidido negarle el acceso a mil toneladas de herbicida glifosato, mismo que ha resultado ser extremadamente nocivo para la salud y el medio ambiente. En Estados Unidos se ha vinculado directamente con el cáncer, generando un serial de demandas en contra de sus productores y distribuidores.

Alemania y Tailandia han decidido retirar gradualmente el producto del mercado. Se ha estudiado que al aplicar el herbicida repetidamente sobre malezas, estas mismas han mutado y creado nuevas especies genéticas que son tolerantes a otros herbicidas. En México esto podría verse directamente con el maíz.