Coca-Cola tiene la meta de reciclar todos sus envases vendidos para el 2030, y aunque parece difícil de creer, gracias a esta empresa México es uno de los países con mayor avance en reciclaje de botellas de PET.