El Banco Mundial (BM) concedió a México un préstamo de 1,000 millones de dólares para reforzar las políticas de financiamiento para el desarrollo ante la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con El Economista, el préstamo fue solicitado en 19 de mayo de 2020 y fue aprobado el 31 de ese mismo mes contando con una comisión inicial de 0.25% del monto total del préstamo, y el representante de México para la firma del crédito fue José Luna Martínez, titular de la Unidad de Crédito Público de la Secretaría de Hacienda.

Después de darse a conocer esta información, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, salió a decir en su cuenta de Twitter que el préstamo no fue contratado para algún propósito específico.

Cabe señalar, que este es el primer financiamiento con un organismo internacional solicitado por la gobierno de AMLO.