El gasto de México por estudiante es el más bajo entre los países que integran la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

La OCDE es una Organización en la que los países comparan, intercambian experiencias en políticas públicas, identifican mejores prácticas, promueven decisiones y recomendaciones, y mediante esos y otros instrumentos legales, acuerdan y se comprometen con estándares de alto nivel técnico y avanzada voluntad política.

México ha tenido avances en materia educativa en los últimos 10 años, de acuerdo con el Panorama de la Educación 2018, de la OCDE, sin embargo hay algunos aspectos en los que el país tiene “áreas de oportunidad”.

En 2015, el gasto promedio por estudiante fue de 29,015 dólares (557,958 pesos al tipo de cambio de hoy) en México. El monto es menos de un tercio del promedio de gasto de la OCDE, el cual ascendió a 90,561(un millón 741,488 con tipo de cambio de 19.23 pesos por dólar).

El gasto de México por estudiante es además el más bajo entre los países que integran la organización, aunque 2015 fue el año en que se destinó la proporción más alta de gasto público total a la educación (17%) en el país, en contraste con el 11% en promedio mundial.

El estudio señala que pese a que en México se alcanzó la paridad de género en la matriculación en todos los niveles educativos, las mujeres presentan una tasa de empleo inferior que los hombres.