En México, esta enfermedad es tomada a la ligera pero está cobrando miles de muertes anualmente.