Ante la creciente delincuencia organizada en México, el Gobierno Federal sube la apuesta en compra de armamento: 9 mil 526 armas para ser específicos, las cuales cumplen con las nuevas especificaciones que demanda la seguridad de nuestro país.

La cantidad dedicada será de 228.9 millones de pesos, sin embargo, no todo el presupuesto será dedicado a armamentos, ya que el Centro Nacional de Información reconoce que la mejora en los policías viene también de mejores sueldos y tratos, por ello se adquirirán radios, uniformes, botas, tabletas digitales y aún más relevante: buscarán acortar sus turnos.