Después de tanta contaminación y de darnos cuenta del daño que el uso del plástico está ocasionando no solo en el ambiente, sino en nosotros mismos, están comenzando a llegar las buenas noticias.

Un grupo de investigadores mexicanos han logrado desarrollar un material capaz de sustituir al unicel. Está hecho de residuos de agave tequilero y hongos endémicos de la sierra de Jalisco y tiene una vida útil de 20 años.

Micelio, como han nombrado a su producto, será probado por la Estación Espacial Internacional (EEI), donde examinarán por un año su durabilidad y comportamiento en ambientes de gravedad cero; debido a que las condiciones del espacio son completamente diferentes a la del planeta y, por lo tanto, el año en el que se estudie este material representarían 15 años en la Tierra.

Eso no es todo, este mismo grupo de investigadores también están trabajando en un proyecto que pueda sustituir la madera aglomerada y un sustituto de piel.

¡Enhorabuena!