Las mujeres mexicanas están causando furor en el Festival de Cine de Cannes, en Francia, en donde han recibido largas ovaciones del público.

Tatiana Huezo fue reconocida en la noche del estreno de su película Noche de fuego con una ovación de pie que duró 10 minutos.

Su primera ficción compite en la categoría Una Cierta Mirada que premia al cine más joven y de autor.

La cineasta estuvo acompañada del productor de la cinta Nicolás Celis (Roma, 2018) y parte del elenco.

El film está basado en la novela Prayers for the stolen de Jennifer Clement, y se desarrolla en un pueblo ubicado en la montaña.

Ahí vive Ana, una niña de ocho años y sus dos mejores amigas juegan en las casas vacías que han dejado los desplazados por la violencia.

“Creo que yo no escogí la violencia para que fuera el tema de mis películas. Tal vez la pérdida sí, no sé por qué, pero creo que es un elemento común que hay en todos mis trabajos”, dijo Tatiana a SinEmbargo en 2019.

Esta no es la primera obra de Huezo en ser reconocida; ganó reputación internacional con su primer documental, El lugar más pequeño, en 2011.

Te puede interesar: Mexicana diseñó el póster de los Oscar 2021

Su segundo proyecto, Tempestad (2016), centrado en la violencia mexicana, se llevó el premio Fénix al mejor documental en los premios Goya.

Brilla el talento mexicano en Festival

La actriz Arcelia Ramírez recibió una ovación de ocho minutos en el Festival de Cine de Cannes tras proyectarse la película La Civil.

Con un nudo en la garganta, disfrutó de este momento el cual consideró uno de los más emotivos de su vida.

La Civil fue una coproducción de Bélgica y Rumania que refleja la cruda realidad de quienes han vivido de cerca el secuestro de un familiar.

“Creo que la gente se conmovió con la historia de Cielo, mi personaje, una mujer que después de que le arrebataron a su hija tuvo que salir adelante, es una historia con la que desafortunadamente muchas familias mexicanas se pueden identificar”, declaró Arcelia Ramírez.

La actriz reveló que le gustaría que esta película pusiera el tema del secuestro en las mesas del gobierno para que de esta manera puedan existir mejores resultados para las víctimas y sus familias.

La historia detrás de La Civil

Si bien Arcelia realiza una magistral interpretación, el público se ha quedado conmovido por la historia que llevó a la pantalla.

Fue la vida de Miriam, a quien en 2012 le secuestraron a su hija y dos años después, sin apoyo de ninguna autoridad, encontró sus restos en una fosa común.

A raíz de eso dedicó su vida a buscar y encarcelar a los responsables del secuestro y asesinato de su hija.

Ella no esperó a que las autoridades hicieran su trabajo, encaró múltiples personajes para conseguir información y acercarse hasta el núcleo personal de los delincuentes.

Todo lo que hacía lo registraba en un cuaderno que guardaba en el maletín negro de su laptop con el que hizo la investigación de cada uno.

De esta manera, logró encarcelar a más de la mitad de los responsables, sin ayuda de la policía.

Lamentablemente, Miriam fue asesinada un 10 de mayo de 2017 frente a su casa, nadie se preocupó por protegerla.

Sigue leyendo: La cineasta indígena que vino del mar: Teófila Palafox