Kantunilkin.- Un grupo de mujeres de la comunidad de San Ángel afianza el proyecto “Maya dzac” (medicina tradicional) que han estado elaborando desde hace más de 20 años, logrando exportar sus productos a varios estados de la república.

Usando diversas hierbas medicinales, las cinco mujeres elaboran diversos productos naturales como shampo, gel, repelente para mosquitos, medicina para la tos, jabones de coco, de anís, de miel de avena, que alivian los granos en la cara, entre otros teniendo una gran variedad de productos que comercializan en los destinos turísticos.

Las mujeres que conforman la agrupación son Imelda Baas Caamal, Lorenza Euan Hau, Rita María Tuz Poot, Aida María Baas Caamal y María Piedad Tuz Ramírez quienes aseguraron que el principal problema que tuvieron es comercializar los productos ya que solo algunos hoteleros de Holbox les compran los productos.

“Pero para nuestra fortuna hemos participado en expos que se realizan en otros estados de la república y todo lo que llevamos lo hemos vendido”.

“Cuando empezamos, casi todo nos salía mal pero no perdimos la esperanza y, poco a poco, fuimos aprendiendo hasta que el químico farmacéutico Omar Martínez (QEPD) nos impartió otro curso y mejoramos nuestro trabajo elaborando diversos productos naturales”, señalaron las entusiastas mujeres.

Todas las tardes, las mujeres se reúnen en el local para iniciar el trabajo recolectando hojas de diversas plantas medicinales como “xkana”, “ruda”, “albahaca”, “romero”, “menta”, “árnica”, “zacate limón”, “hoja de aguacate”, “hoja de anona”, sabila”, “kiix”, “sipiche”, “xuul”, “altaniza”, entre otros; ya que algunos productos llevan hasta 18 variedades de plantas, los cuales cuecen hasta formar una pasta que se mezcla con otros productos que adquieren en la ciudad de México como la glicerina vegetal.

Luego de la cocción, se saca de la olla esperando a que se enfrié para colocarlo en moldes donde reposan para endurecerse y luego viene etiquetarlo para ponerlo a venta siendo jabones naturales que tiene un costo de solo 8 pesos.

Para la elaboración, cada producto tiene una forma diferente para prepararlo así como el tiempo ya que algunos llevan hasta seis horas para dejarlo listo por los tipos de plantas que se usan. “Por fortuna todas nosotras sabemos el proceso y se nos facilita elaborarlo, solo hay que estar pendiente de lo que se hace”.

Todos los productos que elaboran las mujeres indígenas de dicho poblado son naturales y no son costosos, a pesar del trabajo que les implica a las féminas; el precio que va desde los 30, 40 y 50 pesos, los cuales reinvierten para adquirir lo más indispensable para elaborar más productos, aunque la materia principal la tienen en sus propios predios.