La caza furtiva es un tema que las autoridades en el mundo entero aún no consiguen controlar. Este es un problema realmente grave que no solo pone en riesgo a las especies que son cazadas, sino a los demás animales que forman parte de los ecosistemas.

En el Parque Nacional Udawalawe, en Sri Lanka, fue encontrado uno de los 10 ejemplares de leopardos que estaban en libertad. El cadáver se encontró a las orillas de un río; tenía las patas delanteras mutiladas y también se le habían arrancado los dientes.

Las autoridades arrestaron a un grupo de cazadores furtivos, quienes además al momento de ser detenidos, tenían en su poder el cadáver de un elefante bebé.

La fotógrafa Sumudu Soyza, fue quien denunció y evidenció estos hechos, asegurá que la caza furtiva se ha incrementado debido a que no todos los que cometen estos delitos son castigados.

Cabe resaltar que los leopardos son una de las especies que corren más peligro, debido a que la piel, las uñas y dientes son altamente demandados en el marcado.