En 2017, 90 mil mujeres en el mundo fueron asesinadas y todo por el simple hecho de ser mujeres.