¿Has tenido que priorizar tus compras? Si tu respuesta es “sí”, déjanos decirte esa es una situación a la que muchos mexicanos se están enfrentando derivado del confinamiento a causa del COVID-19.

Un estudio realizado por la consultora EY dejó ver que los ingresos del 91% de los mexicanos se han visto impactados de forma negativa, en tanto que el 58% ha visto sus ingresos reducirse hasta en un 60%, lo que los ha obligado a adoptar nuevos hábitos de consumo, como optar por marcas más accesibles.

Las personas atravesaron y experimentaron diferentes etapas desde el comienzo de la pandemia; cada una reflejó cambios en el consumo.

Compras de pánico

La necesitad de estar lo más prevenido posible y que en el hogar no faltara nada originó que las ventas de papel higiénico, productos enlatados, leche, entre otros, aumentarán de manera significativa.

“Las ventas de latas de atún se incrementaron tres veces en las primeras tres semanas de la cuarentena”, informa el estudio.

Reducción de ingresos

Debido a que en la mayoría de los hogares los ingresos se vieron disminuidos, las personas se vieron obligados a comprar menos productos y cambiar su estilo de vida.

El 72% de los mexicanos ha estado consumiendo menos productos básicos o sustituyéndolos por otros más económicos.

El consumo de cosméticos, ropa y bebidas alcohólicas ha pasado a segundo plano

La cuarentena y los pocos ingresos, sumando a las preocupaciones de tener que ahorrar un poco de dinero ante cualquier emergencia a desplazado a la ropa y los cosméticos.

El 91% de los mexicanos no lo ven como una prioridad y han estado reduciendo el consumo de esos productos, aunque no fueron las únicas. La industria tabaquera y cervecera también se han visto afectadas, debido a que el 36% de sus consumidores han comenzado a priorizar en productos que sí son esenciales.

Entregas a domicilio

Las entregas a domicilio han resultado la mejor opción para todos. Empresas han tenido que innovar en sus servicios de venta para poder seguir teniendo ingresos.

Al estar en confinamiento y la preocupación de no contagiarse ha originado que los canales de venta como el de visitar las tiendas o establecimientos adopten un sistema online que les permita seguir vendiendo.

La crisis por la que el país está pasando está afectando a la población menos favorecida; sin embargo, una vez que todo termine es necesario trabajar en el hábito del ahorro. Administrar mejor los ingresos y comprar productos que sean esenciales.

Esta crisis afectará en los mexicanos económicamente, no sólo por lo que dure; es algo que se resentirá por meses.

¿Has tenido que priorizar en tus compras?