Cozumel.- El Centro de Integración Juvenil de Cozumel (CIJ), cerrará el año con poco más de 600 pacientes atendidos, entre jóvenes y adultos por diversas adicciones, declaró la directora de la institución, Fabiola Ruiz Gallardo.

En este sentido, reconoció que en este 2019 se tuvo un incremento de asistencia voluntaria por parte de los pacientes, quienes por cuestiones de problemas familiar se orillan a buscar refugio en las bebidas alcohólicas y el consumo de alguna droga.

Sin especificar la cantidad de los pacientes, mencionó que los jóvenes que son canalizados a esta institución han sufrido una rápida adicción y lagunas mentales lo que les provoca una conducta agresiva y delictiva para buscar el consumo de estas drogas.

Aseguró que es causado por la desintegración familiar que afecta a los jóvenes, por lo que el personal actúa de forma inmediata para apoyar psicológicamente a los pacientes, pues la edad de quienes consumen algún tipo de enervante es a partir de los 10 años, sin que los padres de familia detecten la situación que viven los menores.

Sobre los porcentajes, aclaró que un paciente puede estar consumiendo varias drogas, por ejemplo, las lícitas, como el cigarro y el alcohol; pero a la vez puede estar consumiendo marihuana o cocaína,  por lo que es necesario que los padres de familia tengan cuidado con sus hijos y actúen en caso de tener indicios o sospechas.