Mario Molina, ganador del Premio Nobel de Química en 1995 y quién falleció a los 77 años de edad, es uno de los tres mexicanos que han sido acreedores al preciado galardón.

El Dr. Mario Molina hizo múltiples y valiosas aportaciones a la química, que han contribuido a mejorar la vida de la humanidad y han fomentado la consciencia ambiental. 

Tal vez muchos no estemos familiarizados con sus aportaciones a la humanidad, pero el Doctor fue uno de los pioneros en la química atmósferica. 

¡Aquí te contamos sobre él!

¿Quién fue Mario Molina?

Nació en la Ciudad de México en 1943. José Mario Pesquel y Hernández, mejor conocido como Mario Molina, fue un ingeniero químico egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Realizó estudios de posgrado en la Universidad de Friburgo, Alemania y recibió un doctorado en Fisicoquímica de la Universidad de California, Berkeley en Estados Unidos.

Su carrera lo llevó a recibir más de 40 doctorados honoris causa y ser un investigador reconocido en todo el mundo.

Mario-Molina-Premio-Nobel-de-Química

Fue uno de los principales pioneros en la investigación de la química atmosférica, trabajo que le llevó a escribir -junto con F.S. Rowland- un artículo publicado en 1974 que los haría acreedores al Premio Nobel de Química en 1995.

A Molina le debemos una gran parte del conocimiento en contaminación atmosférica, en daños a la capa de ozono y de degradación en la calidad del aire.

Recientemente era investigador de la Universidad de California en San Diego, donde formó parte del Departamento de Química y Bioquímica y del Instituto de Ocenografía SCRIPPS, una de las instituciones líderes en la investigación de los fenómenos asociados al cambio climático.

Aportaciones a la química

Justo con el diplomático Alfonso García Robles (Paz) y el ensayista Octavio Paz (Literatura), el Dr. Mario Molina es uno de los tres mexicanos merecedores del Premio Nobel.

Con sus investigaciones, Molina descubrió el agujero de la capa de ozono y predijo el peligro de los cloroflourocarbonos (CFC) que son utilizados en los aerosoles industriales y domésticos.

También demostró en el laboratorio la existencia de las reacciones químicas, desconocidas hasta ese momento, que ocurren en la superficie de partículas de hielo, incluso aquellas que se encuentran en la atmósfera. 

Propuso y demostró nuevas reacciones catalíticas que explican gran parte de la destrucción del ozono en la estratosfera polar.

Otra parte de su trabajo estuvo enfocada en la química de la contaminación atmosférica en la baja atmósfera.

¿Qué opinas?

Te podría interesar: TIBURONES CANCÚN PROTAGONIZA CONGRESO DE FÚTBOL AMERICANO DE MÉXICO