Luego de que un medio local documentara la visita de Mario Marín al hospital como una vía para una “renegociación”, la abogada de Lydia Cacho aseguró que el chequeo del “gober precioso” fue de rutina.

En entrevista para Mar de Fondo, Aracely Andrade dijo también que lo solicitado por Marín es totalmente apegado a la ley.

“Tanto a él como cualquier otro detenido esto es totalmente común y correcto que se haga porque hay padecimientos que no se pueden revisar ni tratar dentro de la cárcel, entonces piden salir al médico y regresan”, dijo.

De acuerdo con la abogada, la visita al hospital de Mario Marín no significa que él o su defensa hayan ganado o perdieran algún recurso.

carcel-mario-marin-tortura

Te puede interesar: HASTA 12 AÑOS DE CÁRCEL PARA MARIO MARÍN POR TORTURA A LYDIA CACHO

Andrade precisó que Marín no es el único que ha pedido visitas médicas, de todos los detenidos que hay por el caso Lydia Cacho.

Recordó que la solicitud de la defensa se realizó hace dos semanas y negó que haya sido por el virus Sars-Cov-2, que causa la enfermedad COVID-19.

Abogada de Cacho descarta argucia legal

Rechazó que su petición estuviera relacionada con alguna “argucia legal”, aunque no descartó que esto pudiera suscitarse a lo largo del juicio.

Por ahora no es posible porque “él no tiene tema de emergencias, no tiene reportado dolencias de salud, ni mucho menos un antecedente”.

En caso de que pasara, detalló, ella y el equipo legal de Lydia Cacho tienen el derecho de verificar que su salida del Cereso de Cancún sea justificada.

Es decir, si Mario Marín necesitara abandonar la cárcel de “emergencia”, esto debe ser corroborado por varios médicos, no solo el del expriista.

“Si por casualidad fuera una argucia legal para quedarse en el hospital, nosotros, por la parte de la víctima, tenemos el derecho de cuestionar a ese médico y pedir otras revisiones diferentes”, explicó.

Caso Lydia Cacho y Mario Marín

En 2005, Lydia Cacho publicó un libro titulado “Los Demonios del Edén“.

En el cual da cuenta de una red de pederastia que involucra a varios empresarios.

Algunos de ellos son el priista yucateco Emilio Gamboa Patrón y el libanés Kamel Naciff Borge.

Este último conocido también como el “rey de la mezclilla”, debido a sus negocios de maquiladoras en el estado de Puebla.

Tras los hechos, Kamel Naciff pidió a Mario Marín -entonces gobernador de Puebla- que “castigara” a Lydia Cacho por publicar la investigación.

El entonces funcionario accedió y en diciembre de 2005 emitió una orden de aprehensión contra la periodista por los supuestos delitos de difamación y calumnia.

Tras ser aprehendida en Cancún, Lydia Cacho fue trasladada vía terrestre al estado de Puebla, donde fue encarcelada y torturada.

Tiempo después La Jornada reveló una conversación telefónica donde Naciff agradece a Marín por el “favor” y lo llama “mi gober precioso”.

¿Crees que Mario Marín obtenga una sentencia pronta?

Te puede interesar: ¡DICTAN FORMAL PRISIÓN A MARIO MARÍN!