Mariano Matamoros fue pieza importante en la historia de la Independencia de México, pero se sospecha que en realidad era una persona transgénero.

Esto luego de que un grupo de investigación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieran que los restos hallados en su tumba corresponden a los de una mujer.

En Mar de Fondo te contamos acerca de este personaje y la investigación que se realizó.

Con motivo del 200 aniversario de la Independencia de México, especialistas en la materia revelaron que los restos de Mariano Matamoros corresponden a los de una persona del sexo femenino.

En 2010 abrieron la urna que guardaba los restos óseos del héroe y tras una serie de estudios confirmaron el hallazgo.

¿Y si no son los restos de Mariano Matamoros?

Este sorpresivo descubrimiento puso en duda a los investigadores en el círculo de arqueólogos e historiadores, ya que se pensó en un momento que los huesos pudieron haber sido cambiados.

Sin embargo, esa posibilidad se descartó y se confirmó que Mariano Matamoros era biológicamente una mujer.

El historiador Carlos María de Bustamante, describe así a este personaje:

“Hombre delgado, de pequeña estatura, con un color blanco casi amarillento, ligeramente picado de viruelas, pelo y barba rubios, ojos garzos; inclinaba la cabeza sobre el hombro izquierdo, su voz era gruesa y hueca. Tenía muy arraigado el vicio de fumar”.

La investigación del INAH indica que los huesos que pertenecen a una persona del género femenino de entre 40 y 45 años de edad, de una estatura de 1.51 centímetros.   

En las crónicas de la época se detalla que Matamoros no solía desnudarse en presencia de otros hombres, por razones que nunca quedaron claras. 

Mariano-Matamoros-transexual_mar_de_fondo1

¿Quién fue Mariano Matamoros?

Mariano Matamoros y Guridi fue sacerdote y patriota mexicano que luchó por la Independencia bajo las órdenes de José Maria Morelos.

Durante la Guerra de Independencia de 1810, fue acusado de simpatizar con los insurgentes, por lo que sufrió vejaciones y encarcelamiento del gobierno realista.

Escapó y se unió a José María Morelos y Pavón en Izúcar, Puebla, el 18 de diciembre de 1811.

De 1811 hasta 1814, logró conquistar la mayor parte del sur del país y una parte del centro, en la región del actual estado de Morelos.

Matamoros se encontraba al mando de las tropas insurgentes y fue hecho prisionero por el realista José Eusebio Rodríguez.

Fue fusilado el 3 de febrero de 1814 a los 44 años de edad; tuvieron que realizar dos descargas contra él para conseguir arrebatarle la vida.

En 1823 se le declaró Benemérito de la Patria y sus restos descansan actualmente en la Columna de la Independencia.

El baile de los 41

Existen otros personajes mexicanos a los que se les pensaba que tenían otra preferencia sexual, tal es el caso de Emiliano Zapata y su yerno Ignacio de la Torre y Mier.

El origen de este supuesto es un baile al que acudieron 42 hombres la noche del 17 de noviembre de 1901 en el centro de la Ciudad de México; el festejo fue interrumpido por la policía.

Casi todos fueron arrestados excepto el yerno de Porfirio Díaz, según la creencia popular, cuyo nombre habría sido borrado de la lista para evitar el escándalo político.

Cabe resaltar que desde el siglo pasado, algunos mexicanos asocian el número 41 con la homosexualidad masculina.

Leer también: ¿Cuánta población analfabeta hay en México?