Cerca de 70 personas marcharon en Cancún para exigir un alto a las desapariciones en todo el estado de Quintana Roo, incluyendo la pronta aparición de Maximiliano González Rojas, un joven del que se desconoce su paradero desde hace una semana.

La madrugada del 27 de octubre, Maximiliano acudió con un amigo a Distrito Cavana, un bar céntrico y popular de Cancún. En un momento, el joven mexicano fue al baño, donde, según declaraciones de la madre, “fue presionado para consumir drogas”, lo que suscitó una riña y fue secuestrado posteriormente. Es lo último que se supo de él.

Así mismo, en meses anteriores los cuerpos de dos ciclistas reportados como desaparecidos, fueron hallados dentro de un pozo en la periferia de Cancún.

De acuerdo con las últimas cifras disponibles en el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, las desapariciones forzadas en los primeros tres años de mandato de Carlos Joaquín González se duplicaron en comparación con los nueve años previos.