El canciller Marcelo Ebrard hizo pública su intensión de buscar la candidatura del partido gobernante Morena para disputar las elecciones presidenciales de 2024.

Su anuncio concuerda con la publicación de informes de los medios que afirman que dio a conocer sus planes en un almuerzo con colegas y colaboradores cercanos el sábado.

También se produce una semana después de que el presidente López Obrador nombrara a seis personas posibles sucesoras para su cargo:

  • Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores
  • Claudia Sheinbuam, alcaldesa de la Ciudad de México
  • Tatiana Clouthier, ministra de Economía
  • Rocío Nahle, ministra de Energía
  • Esteban Moctezuma, embajador en Estados Unidos
  • Juan Ramón de la Fuente, representante permanente de México ante las Naciones Unidas

Durante la conferencia de prensa matutina del martes pasado, Ebrard agradeció al presidente por considerarlo como un posible sucesor.

Te puede interesar: Vacuna contra el COVID-19 llegará ‘a tiempo’ a México: Ebrard

Y confirmó que participará en el proceso de selección del partido Morena para encontrar un candidato para las elecciones de 2024.

Ese proceso aún está a dos años y medio de distancia, dijo el ministro de Relaciones Exteriores.

Y agregó que continuará enfocándose en su rol actual mientras tanto, al tiempo que animó a otros posibles sucesores a hacer lo mismo.

“No perdamos la concentración en lo que estamos haciendo. Seamos constantes, perseverantes y leales. Y, por supuesto, cuando llegue [el proceso de selección] estaremos listos para participar”, dijo Ebrard.

Marcelo Ebrard aceptó sus intenciones en evento privado

El diario Reforma reveló que en un almuerzo en una residencia privada en Toluca, estado de México, el canciller declaró enfáticamente sus ambiciones presidenciales.

“Vamos a tomarle la palabra al presidente,… sí, vamos a competir [en el proceso de selección de candidatos]”, declaró Ebrard entre entusiastas aplausos durante un discurso de 20 minutos.

Según algunos asistentes que hablaron con Reforma, el canciller arremetió contra un grupo de personas dentro de las filas de Morena.

De acuerdo con Ebrard, estas personas lanzaron una campaña para acabar con sus aspiraciones políticas utilizando el desastre del Metro de la Ciudad de México del 3 de mayo en su contra.

Accidente del Metro encubre aspiraciones de Ebrard

Marcelo Ebrard era alcalde de la capital cuando se construyó la Línea 12 del sistema de Metro, parte de la cual se derrumbó y provocó un accidente que cobró la vida de 26 personas.

Ha habido informes de que el proyecto se apresuró para garantizar que estuviera terminado mientras él estaba en el cargo.

Y así aumentar sus posibilidades para lo que sería una posible postulación a la presidencia en 2012. No terminó postulado.

Se ha especulado que la tragedia podría ser fatal para las ambiciones políticas del ministro, así como para las de la alcaldesa Sheinbaum.

Ambos son considerados los pioneros para suceder a López Obrador.

Pero Ebrard evidentemente cree que todavía está vigente y tiene buenas posibilidades no solo de asegurar la candidatura del partido Morena, sino también de suceder a López Obrador.

Tal como sucedió en la Ciudad de México luego de ganar las elecciones a la alcaldía de 2006. AMLO fue alcalde de la Ciudad de México de 2000 a 2005.

“Creen que estoy muerto pero me han matado políticamente muchas veces”, dijo Ebrard a los invitados mientras comían carne asada regada con vino tinto y cerveza, según Reforma.

Te puede interesar: Empresa que construyó la Línea 12 del metro, hará tramo del Tren Maya