Una expedición científica en lo alto de los Andes bolivianos descubrió 20 nuevas especies, además de otras cuatro especies redescubiertas, informó Conservation International.

De acuerdo con la organización ambiental, dentro de las nuevas especies está la “rana liliputiense”, mientras que en las redescubiertas está la “rana de ojos de diablo” que antes se creía extinta.

La expedición estuvo encabezada por el grupo ambientalista y el gobierno de la ciudad capital, La Paz e incluyó a 17 científicos que se trasladaron a Chawi Grande, localidad perteneciente a la comunidad indígena Huaylipaya cerca de La Paz.

Te puede interesar: CAMBIO CLIMÁTICO PAUSA EVOLUCIÓN DE ESPECIES: ESTUDIO

“El notable redescubrimiento de especies que alguna vez se creyeron extintas, especialmente tan cerca de la ciudad de La Paz, ilustra cómo el desarrollo sostenible que abarca la conservación de la naturaleza puede garantizar la protección a largo plazo de la biodiversidad”, dijo Conservation International en un comunicado.

Nuevas especies descubiertas en Bolivia

La rana liliputiense mide solo unos 10 milímetros de largo, lo que la convierte en uno de los anfibios más pequeños del mundo.

“Debido a su pequeño tamaño y al hábito de vivir en túneles debajo de las gruesas capas de musgo en el bosque nuboso, eran difíciles de encontrar incluso rastreando sus frecuentes llamadas”, dijo el grupo ambientalistas.

También se descubrieron cuatro nuevas especies de mariposas, incluidas dos especies de “mariposas de marca de metal” que se alimentan del néctar de las flores en áreas abiertas y claros del bosque.

Se descubrió que la “rana de ojos de diablo, que antes solo se conocía por un solo individuo observado hace más de 20 años, era relativamente abundante en el bosque nuboso”, dijo el grupo.

Selva de Bolivia guarda más descubrimientos

Las expediciones anteriores que intentaron encontrar a esta rana negra con ojos rojos concluyeron con las manos vacías.

También se redescubrió la “Alzatea verticillata”, un pequeño árbol en flor que antes solo se conocía por un único registro en Bolivia y fue encontrado en esta expedición después de 127 años.

Conservation International aseguró que con anterioridad se habían realizado numerosas expedicones para localizar al misterioso árbol, pero que todas habían fracasado.

Te puede interesar: MÉXICO, ENTRE LOS PAÍSES CON MÁS ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

¿Crees que haya más especies nuevas en Bolivia?