Aunque Quintana Roo tiene los mecanismos legales, más del 90% de los casos de maltrato animal se quedan sin investigar y sin castigo.

Esto lo aseguró Rafael Rivero Aburto, presidente de la asociación civil “Toda Vida es Importante” y que ha impulsado el caso del perro Dinky ante la justicia.

El asesinato del can a manos de Joaquín N, estremeció al estado por su crueldad, pero lo más indignante, es que sea el único expediente investigado.

Rivero Aburto dijo a Mar de Fondo que hay alrededor de 60 denuncias de maltrato animal sólo en el municipio de Othón P. Blanco, de las cuales se ha judicializado una.

Es decir que sólo el 1.6% de los casos tiene posibilidad de obtener sanciones en contra de agresores, por una pena máxima de dos años de prisión.

Sigue leyendo: ¡Estas marcas experimentan con animales!

Por lo que muchas de las personas que cometen un delito en contra de estos seres vivos, confían en que no van a tener represalias, aunque haya leyes.

¿Dónde están las autoridades?

Rivero Aburto explicó que esto sucede porque no existe una fiscalía especializada en hacer cumplir la Ley de Bienestar Animal

Tampoco está bien definido cuáles son las instancias que intervienen, ni las funciones y sanciones que deben implementar.

Esto -y la omisión de las autoridades- ha provocado que muchos de los animales maltratados regresen a donde no los tratan bien.

“En el caso de Nuria, una docente de Chetumal, se le regresaron los 17 perros y 15 gatos pese a que los abandonó y que había un dictamen médico de las malas condiciones de salud por su hacinamiento”, dijo.

En este aspecto, opinó que las asociaciones pueden hacer poco por los animales, ya que es más fácil que prospere una denuncia contra los rescatistas.

Sigue en litigio el caso de Dinky

La justicia para Dinky aún no llega tras ocho meses, debido a la falta de pruebas que impliquen a Joaquín N en su asesinato.

En la segunda audiencia, el juez encargado del caso dictaminó que era necesario presentar más testigos para poder vincular a proceso al supuesto culpable.

“No significa que sea inocente, sino que no tiene todos los elementos necesarios, entonces estamos en la búsqueda de nuevos testimonios que se presenten ante la Fiscalía”, dijo.

Aunque se tuvo el apoyo de algunos vecinos, la mayoría optó por no acudir para evitar conflictos.

En caso de no contar con más pruebas, el señalado podría quedar libre y sin recibir ninguna sanción por lo que ocurrió con Dinky.

Te podría interesar: Cancún: Comienzan a morir animales tras secuestro de Croco Cun