Felipe Carrillo Puerto.- Madres de familia de la escuela Jardín de Niños Jacinto Pat de la comunidad de Tihosuco cerraron el acceso a docentes de dicha escuela, tras denunciar que sus hijos están expuestos a cualquier peligro en las aulas prefabricadas en las cuales toman sus clases los pequeños desde el inicio del ciclo escolar.

Molestas, denunciaron la apatía de las autoridades educativas por destinar un recursos económico para la rehabilitación de las instalaciones de la escuela ubicada en el centro de la comunidad a un costado de un edificio colonial que fue catalogada como peligrosa, por lo que, desde ese entonces los pequeños fueron trasladados a las instalaciones del comedor indina del poblado, sin embargo ante la falta de condiciones les fueron dadas aulas móviles.

“Nos mandaron dos aulas móviles, que no cuentan con los servicios de primeras necesidades para los niños, es por eso que el día de hoy todos los padres de familia se encuentran inconformes, porque cerraron la escuela y la Secretaría no quiere aportar algún recurso para la reparación de un edificio que es un monumento histórico que no han podido reparar desde hace más de 4 años atrás”.

“Es por eso que estamos alzando la voz dijeron las madres de familia para que las autoridades educativas y del Estado puedan conocer de esta problemática, y nos puedan ayudar, para que este edificio sea reparado y nuestros hijos regresen a la escuela”.

Indicaron que “en abril del año pasado se hizo una reunión donde las autoridades educativas se comprometieron que se gestionaría algunos recursos para la reparación de la escuela, y hasta el sol de hoy, la Secretaría no ha hecho nada al respecto”.

“Por nuestra parte hemos hecho las gestiones necesarias ante el INAH, para que nos den un permiso para la rehabilitación del edificio, lo cual ya tenemos la anuencia de esta instancias para que se pueda realizar algún trabajo de mejor en este edificio pero hasta el momento no está fluyendo los recursos, para estos trabajos”.

Por lo que para ejercer presión las madres de familia, desde temprana del día lunes, se organizaron para poder cerrar las instalaciones del comedor comunitario y las propias instalaciones del Jardin de Niños, y no se va abrir hasta que las autoridades educativas decidan darle una solución a este problema.