La pandemia del coronavirus provocó que los productos de limpieza e higiene ingresaran a lista de productos esenciales en el hogar de las familias mexicanas.

En un intento por combatir el coronavirus desde el hogar, los productos de limpieza se colaron en la lista de alimentos y medicinas de cada hogar mexicano, cuya demanda representó un aumento en el precio de cada producto, en algunos casos a tasa de doble dígito.

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), mencionó que el despido parcial de trabajadores provocó que el poder de compra de las familias disminuyera, lo que llevó a un cambio de conducta a la hora de realizar las compras, seleccionando los productos esenciales.

La gente redujo la adquisición de suavizantes, líquidos para limpiar vidrios y muebles de madera, así como pastillas para asear WC y microfibras.

Sin embargo, se mantuvieron o subieron las ventas de jabón en polvo o de barra, escobas, jergas y trapeadores, bolsas para basura, cloro, así como papel higiénico y toallas sanitarias.

También, la comercialización de desinfectantes se disparó y generó desabasto e incremento en los precios, aunque en las últimas semanas la demanda de estos ha disminuido.

Productos esenciales

Antes de la pandemia, la gente no realizaba compras en las tiendas de abarrotes de productos de limpieza, pero ahora sí lo hacen.

“El comportamiento de la gente fue a las compras de lo más esencial”, reiteró el especialista.

Aumentos de valor

En general, la mayoría de los productos de limpieza, higiene y cuidado personal tuvieron un alza de sus precios -sobre todos los importados – que ante la escasez, se vendían hasta 300% más caros en páginas de internet.

Los precios de muchos artículos relacionados con la higiene tuvieron un impacto, porque son de importación y la fluctuación del tipo de cambio peso-dólar provocó que aumentaran entre 20% y 30%, como por ejemplo los aerosoles desinfectantes o toallitas de limpieza.

De acuerdo con el programa ¿Quién es quién en los precios? de la Profeco, el precio promedio del Cloralex de 950 mililitros incrementó 7% de tercera semana de marzo a la primera de junio.

En el mismo lapso, la botella de jabón Axion liquido de 750 mililitros subió 6% y la bolsa de Axion en polvo de 720 gramos aumentó 7%, mientras que el Clorox de 930 mililitros solo 3.5%.

En promedio, los artículos de limpieza e higiene subieron 8%, de acuerdo con el reporte de precios de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes en una comparación de marzo a junio.

Los productos con mayores alzas fueron de 28%, el desinfectante en aerosol pasando de 78 a 100 pesos. Las microfibras aumentaron 15%, las jergas 13% y los suavizantes de ropa 11%.

En cambio, los productos que tuvieron menos alzas fueron el jabón de lavandería y limpiador de muebles para madera 3%, limpiavidrios 5% y cloro, trapeador y pastillas para baño con 7%.

Además, el desinfectante en aerosol que se podía encontrar en el supermercado con un precio de 80 a 95 pesos, en páginas de internet se ofrecía hasta en 300 pesos.

Impacto en el bolsillo

La encuesta de EY-Parthenon Covid-19 demostró que el 90% de los 5 mil entrevistados sufrieron reducciones en sus ingresos.

Omar Troncoso, socio de Consumo, explicó que en el reporté se encontró que en mayo 60% de las personas tuvieron una reducción en sus ingresos y tuvieron que vivir con el 40% de los ingresos que tenían antes del confinamiento.

“Mi pronóstico es que en junio siguió empeorando el panorama, porque lo que va a pasar en bienes de consumo es que, aunque abran los negocios, la gente no tiene dinero para salir a comprar” destaca Troncoso.

La baja de ingresos de las personas y la pandemia provocaron que las personas redefinieran sus gastos y consumieran lo esencial en categorías como alimentos, bebidas, medicamentos, salud e higiene personal, limpieza, electrónica y tecnología, equipos de entretenimiento para casa, belleza, básicos de ropa y artículos de oficina.

Aunque subió la compra de productos esenciales, la venta de productos como muebles, refacciones automotrices, ropa y accesorios, como equipos de entretenimiento para utilizarse en áreas abiertas disminuyó.

Hábitos renovados

Se espera que 52% de los mexicanos mantendrá sus compras online, de acuerdo con el estudio internacional Hábitos de Consumo Post Covid-19 realizado por la agencia de comunicación MARCO.

En cuanto al e-commerce, las personas entre 21 y 35 años (65%) optarán por esta modalidad, mientras que las personas mayores de 55, solo el 43% lo hará.

También, de acuerdo con la consultora Kantar, “aunque las compras se han hecho para abastecerse, la frecuencia ha disminuido, impactó el resultado del consumo total en los países”.

Aunque el futuro del mercado es incierto, se continuará monitoreando a las personas para entender el comportamiento de estos, sus canales y categorías de compra.

¿Modificaste la forma de comprar durante la pandemia?