Los pingüinos “son más felices” sin hielo marino, es lo que investigadores japoneses del Instituto Nacional de Investigación Polar de Japón han descubierto.

De acuerdo con un estudio, los pingüinos Adelia, la especie más común en la Antártida -aunque parezca algo difícil de creer- se benefician del cambio climático.

Esto se determinó luego de que los científicos se percataran de que en los años donde el hielo es menor estas aves tienden a incrementar su población, cosa que no sucede en épocas en las que el hielo crece de forma extrema.

Para el estudio se marcaron electrónicamente a 175 pingüinos con cámaras y dispositivos GPS, mismos fueron observados durante cuatro temporadas de cría y diferentes condiciones de hielo marino donde se determinó que aprovechan la temporada de menos hielo para desplazarse nadando, permitiendo así alimentarse mejor, reducir la duración de sus viajes y gastar menos energía, lo que a su vez favorece al incremento de su masa corporal y en su reproducción.

Mientras que, en la temporada de más hielo, los pingüinos tienden más a caminar sobre sus dos patas, cosa que los hace lentos y les impide conseguir suficiente alimento.

¿Lo habrías llegado a pensar?