José María Morelos.- Por su ubicación y la temporada de lluvias, el campo santo de la localidad de Santa Gertrudis ha sufrido inundaciones, derivado de ello algunas tumbas incluso se han destapado dejando expuestos restos humanos.

 Por ello es imperativo trabajar en la solución de este problema, así como en la ampliación; dos principales problemas que afronta este lugar, declaró el subdelegado municipal, Ruperto Sosa Ojeda.

Sosa Ojeda, sugirió que una barda perimetral podría ser una buena opción para contrarrestar la inundación, el cual desviaría parte del cauce de aguas pluviales que escurren de las partes altas de la península, dejando a salvo el camposanto.

“Desafortunadamente se encuentra en ese cauce, parte del cauce se encuentra en el cementerio, pero una buena barda perimetral nos ayudaría mucho a desviar el agua y sí se solucionaría el problema. Usted sabe, ahora todos están en cierre fiscal, pero el próximo año vamos a atender esa necesidad de la comunidad y esperemos que tengamos una buena respuesta por parte del gobierno estatal, como municipal”, dijo.

Sosa Ojeda mencionó que vecinos que tienen lotes colindantes con el cementerio han manifestado su plena disposición de donar parte de sus predios para la ampliación, lo cual también resolvería el problema de la saturación. Espera que se resuelva antes del próximo año cuando inicien las lluvias nuevamente.