Con tantos meses de confinamiento y sana distancia todos morimos por salir, y poder hacer que nuestra vida al menos sea un poco parecida a lo que era antes. Con la llegada de la nueva normalidad muchos están ansiosos por ir a sus lugares favoritos, entre ellos los bares.

Muchos aseguran que al salir con los amigos a tomar un par de cervezas mientras se recupera el tiempo perdido tomarán todas las medidas de salud, no obstante, el riesgo de contagio sigue existiendo y es grande.

Aquí te explicamos por qué los bares son focos de contagio de COVID-19.

El lugar perfecto para romper todas las normas

Los bares son espacios pequeños que alojan a demasiadas personas. Además, sumémosle que la música en estos lugares siempre se escucha a un volumen muy alto, por ende la comunicación entre las personas tiene que ser muy cercana; para poder conversar con nuestros acompañantes tenemos que acercarnos mucho a ellos.

Otra cosa es que las mesas son realmente pequeñas y todos terminan tocando las mismas superficies. Por último, las mascarillas pasan a segundo plano, ya que nadie está dispuesto a quitársela cada vez que vaya a tomar un trago, ¿o sí?

El alcohol el peor amigo en tiempos de coronavirus

Los efectos que el alcohol causa en las personas es un peligro, es una sustancia que desinhibe, es decir, es muy probable que las personas olviden la situación por la que se está atravesando y no tomen las debidas precauciones.

Los romances

Normalmente en este tipo de lugares suelen darse ciertos romances o atracciones entre las personas, esto es algo que puede resultar fatal. Es obvio que si asistes a un bar y alguien te resulta atractivo, antes de conversar con esa persona o intercambiar números telefónicos no le pedirás su prueba de COVID-19.

Este tipo de acercamientos pueden resultar peligrosos porque se pueden dar entre personas asintomáticas.

Los jóvenes

Al ser los jóvenes las personas que más asisten a este tipo de establecimientos, el virus puede propagarse de forma un poco más rápida. Ellos son el sector de la población con mayores casos asintomáticos, pueden salir de casa, ir al bar con un par de amigos, contagiarse y sin presentar síntomas infectar al resto de la familia.

Ahora que sabes que los bares no son para nada seguros ¿sigues pensando en ir?

¡Cuidarte significa querer a los tuyos!

 

Más sobre el tema: RESFRIADOS COMUNES HAN DEJADO ANTICUERPOS CONTRA EL COVID-19 EN DOS DE CADA 10 PERSONAS